En Podemos decide la gente, aunque los cargos orgánicos no estén de acuerdo

Arafat es candidato de Podemos a la alcaldía de Marbella

Su candidatura, la única que concurrió a las primarias, fue ratificada en asamblea hace una semana. Desde entonces, ha tenido que hacer frente a las múltiples críticas, algunos externas y otras internas, que dudan del procedimiento por el cual fue elegido. A ellas responde con la «defensa de los principios de Podemos, asumiendo las consecuencias» Abogado de profesión y uno de los fundadores de Podemos en Marbella, Marco Arafat cita a La Opinión de Málaga en el Albergue África, recinto en el que la formación morada suele celebrar sus actos. También es uno de los emplazamientos a los que más recurre IU, la formación con la que Arafat pretende confluir para concurrir a las elecciones municipales del 26 de mayo. La coalición de izquierdas ve muy difícil una alianza en Marbella, por lo que, hasta un hipotético pacto postelectoral, el único espacio que ambas formaciones compartirán seguirán siendo los pasillos del albergue.

¿Qué le parece que IU se niegue a confluir con Podemos en Marbella? Nosotros tenemos el mandato que procede de distintos niveles de la organización para trabajar en la confluencia. La realidad es que, cada día que pasa, es más difícil que cuaje una confluencia. Y más con este tipo de valoraciones por parte de IU.

¿Se ha reunido con el candidato de IU? No. Lo haremos próximamente. Sé lo que han reflejado los medios de comunicación, pero no tengo una comunicación oficial.

¿Y qué opinión le merece que IU cuestione el procedimiento por el cual usted fue elegido candidato de Podemos? No le doy mayor importancia. El cabeza de lista de IU, Miguel Díaz, está más puesto en la forma de funcionar de su partido, más antiguo que Podemos. Entiendo que no está al tanto y que no conoce la normativa interna de Podemos. Somos una organización asamblearia en la que las bases deciden.

Podemos logra mejores resultados cuando concurre por sí sola. Tenemos un mandato de la organización. Somos miembros de Podemos y nos debemos a nuestra organización, y tenemos que trabajar en la confluencia. Otra cosa es el mensaje que el electorado esté mandando. En 2015, Podemos e IU en Andalucía sacaron más que en 2019 con la confluencia de Adelante Andalucía. En Marbella, pasa igual.

¿Personalmente está a favor de la confluencia? Ahí tengo contradicciones. Comparto ideas de IU, pero, por otro lado, soy de Podemos. Yo tengo la obligación de deberme al mandato. De una forma u otra, trabajaremos por el cambio.

¿Qué lectura hace de la asamblea en la que su candidatura fue ratificada para encabezar la lista de Podemos? El acta de la asamblea refleja que había 92 asistentes, constatados con DNI y firma. De estos 92, 60 votaron a favor. Era una asamblea de mera ratificación de la única candidatura de Podemos en Marbella. El acta lo hemos enviado a órganos competentes de Podemos autonómico y estatal. Me han transmitido que se han cumplido los requisitos. Tenemos un apoyo fuerte de las bases.

Pero no es normal que la secretaria del partido se desentendiera de una asamblea de estas características. Estoy de acuerdo, pero eso obedece a que Podemos es un partido en el que deciden las bases. Entiendo que esto no se dé en otros partidos, pero a nosotros nos diferencia la democracia interna. Decide la gente, aunque los cargos orgánicos no estén de acuerdo.

¿Cómo hará campaña electoral y convencerá a los votantes un partido cuyo cabeza de lista y la secretaria general están distanciados? Tras la moción de censura (que terminó con un gobierno de PSOE, IU y OSP con el apoyo externo de Podemos), fuimos críticos con la postura de la oposición. Para moderar a los concejales de la oposición, PP y OSP le subieron los ingresos a algunos de ellos. Desde entonces, somos críticos con esa postura. Aceptar esto de un gobierno al que pretendes sustituir es papel mojado. La gente no se verá representada por unos políticos que viven en una situación social y económica alejada. Eso es lo que defendemos; y luego, que la gente decida.

También se le critica que, tras dos años en Inglaterra, haya vuelto precisamente ahora para presentarse a las primarias de Podemos. Soy de Marbella y en 2014 y 2015 estuve trabajando de forma altruista en todos los círculos de Marbella. Tuve una beca de dos universidades de Londres y tras las elecciones locales de 2015, me marché. Volví de forma definitiva en 2018. En Londres jamás perdí el contacto con Podemos. De lo contrario, mi candidatura no habría obtenido tanto apoyo.


Puede interesarte: